Sobre el concepto de ayuda humanitaria del art 318 bis CP


 

El artículo 318 bis CP, en su redacción más actual, reza “los hechos no serán punibles cuando el objetivo perseguido por el autor fuere únicamente prestar ayuda humanitaria a la persona de que se trate”.

 

Sobre este extremo versa la muy reciente sentencia del TS, Junio de 2016 (PINCHA AQUÍ PARA LEER LA SENTENCIA  2908/2016 donde se aclaró que la ayuda prestada por la acusada era ayuda “no humanitaria”:

El objetivo de prestar ayuda humanitaria puede amparar algunos de los comportamientos realizados por la recurrente, como el alojar a los inmigrantes o facilitarles los trámites de obtención de los permisos de trabajo y residencia. Pero es incompatible con la exigencia de fuertes cantidades de dinero a los inmigrantes que deseaban trasladarse a España (4000 dólares, según uno de los testigos) o con establecer una red de colaboradores para confeccionar contratos de trabajo simulados con los que engañar a la Administración, cobrando cantidades relevantes a los inmigrantes por estos servicios”.

En palabras del TS, el nuevo tipo penal, mucho más benévolo, lo único que pretende es sancionar ” conductas constitutivas de inmigración ilegal conforme a los criterios de la normativa de la Unión Europea” , y se configura como un tipo delictivo que excluye expresamente los supuestos de ayuda humanitaria, y también las infracciones cometidas por los inmigrantes, que solo podrán ser sancionadas administrativamente, por lo que la conducta del propio inmigrante ilegal no es delictiva. Lo que se sanciona es la ayuda intencionada a la entrada o tránsito en territorio español de los inmigrantes ajenos a la Unión Europea, con vulneración de la normativa legal reguladora, así como a su permanencia en nuestro territorio, en este caso solamente cuando la conducta se realice con ánimo de lucro, todo ello con la finalidad de respetar la unidad del Derecho Europeo en una materia de interés común, como es el control de los flujos migratorios. Y solo en los supuestos agravados de puesta en peligro de la vida o la integridad del inmigrante, se atiende además al bien jurídico pregonado en la rúbrica del título, como ” Delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros” .

Al respecto debemos recordar, como así lo hace la sentencia, el artículo 54 f de la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social. Constituye una infracción muy grave de la ley ” Simular la relación laboral con un extranjero, cuando dicha conducta se realice con ánimo de lucro o con el propósito de obtener indebidamente derechos reconocidos en esta Ley, siempre que tales hechos no constituyan delito”.

Lo determinante para diferenciar la conducta reprochable penalmente del mero reproche administrativo es ,como destaca la STS 646/2015, de 20 de octubre posterior a la reforma, el modo en que se burlan los controles legales, para posibilitar la entrada, el tránsito o la permanencia ilegal.

Pendientes de tí,pendientes de la actualidad penal –Steps,guiándote paso a paso

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s